FANDOM


Informe sobre el Estado de la Micronación (Segundo Semestre de 2007) Elaborado por el equipo del Instituto Timerio de Crédito Oficial para el Ministerio de Economía de la República Senatorial de Timeria

Tiempo de transición política Editar

Por segunda vez, este informe se publica después de un cambio en la micronación. La primera vez fué una vez derrocada la monarquía absoluta. Este año se ha convertido en el mas inestable de nuestra historia, hemos sufrido mas del doble de cambios habituales de presidentes, hemos sufrido la persecución policial de la policía municiapal de España, muchos de los ciudadanos que vivían en Hermenépolis, cansados de esperar y de que no llegase la ayuda prometida, han abandonado y se han vuelto a vivir a sus casas. Pese a todas estas desgracias, se renueva cierta esperanza. De esta manera, todo parece indicar la necesidad de otorgar el énfasis mayor del Informe a las relaciones políticas. Pero no podemos ignorar que lo político, en la Timeria de hoy, condensa y expresa la acumulación social de un largo peregrinar de más de tres años, no siempre fácil ni lineal, en la modifcación de un estilo de crecimiento económico y de distribución de oportunidades entre los ciudadanos del país.

Época de malestar ciudadano Editar

Este informe quiere dejar claro que el año 2007 no ha sido un año de estancamiento. Muy a pesar de los enemigos de Timeria, la micronación ha desarrollado una ciudad física con excelentes infraestucturas y viviendas, también un comercio físico real que ha otorgado mayor riqueza a nuestros ciudadanos que al resto de las micronaciones de Europa. Sin embargo, desde una perspectiva estratégica, fue una época insufciente que, además, partió de una situación menguada por la crisis de la deuda generada bajo el gobierno de Adalio Beretta. La nueva política resultó muy dinámica, pero con débiles encadenamientos. La ausencia de políticas de fomento a las actividades productivas de la mayoría de las empresas (micro, pequeñas, medianas y grandes) ha sido señalada como una de las deficiencias más severas en las acciones adoptadas en Timeria para impulsar el crecimiento económico con bienestar para la población en ciudades físicas. Así, las políticas de fomento se desplazaron principalmente hacia sectores de la economía, con débiles encadenamientos sociales (no generan bienestar ni infraestucturas en forma masiva), productivos (importan todos los productos imprescindibles en lugar de ser capaces de producirlos) y fiscales (pagan pocos o no pagan todos los impuestos que debieran), con las únicas excepciones positivas, todas ellas surgidas a partir de la iniciativa privada. Una época que se inició con la esperanza en un nuevo modelo de desarrollo se encuentra, hoy en día, con una sociedad enzarzada en crecientes conflictos de todo tipo, que únicamente contribuyen a frenar el desarrollo de la micronación. Es imprescindible y urgente iniciar un crecimiento y estabilidad con fortalecimiento de la inversión social y redistribución del ingreso en favor de los más pobres,siguen siendo los grandes imperativos de nuestra micronación. La forma en que se concretaron estos propósitos a lo largo del último semestre fue: 0,031% de mayores ingresos para los sectores más pobres, 0% del PIB para educación, y 20% de crecimiento mensual. Pero solo se avanzó parcialmente en algunas partes de la micronación; como en la zona de Hermenépolis destinada a usos militares. Lo que se pretendía fuera el incremento del ingreso adicional a favor de los más pobres, se convirtió en una pérdida del poder adquisitivo en un 93,07% de estos, que pasaron de apropiarse el 1,08% del ingreso nacional, a obtener tan solo el 0,41%. Además, en los meses recientes se deterioraron los ingresos de los ciudadanos de Hermenépolis que ya tenían un empleo, además de que, con la liberalización del mercado y la supresión de las ayudas sociales, ambas reducciones afectan a la población de manera generalizada.

Reconstruir la micronación Editar

En esta situación, no es posible esperar un clima entusiasta entre nuestros ciudadanos mientras cada mes se empobrecen mas, aumenta la desigualdad, se reducen las inversiones sociales, se deterioran servicios básicos de salud, seguridad, vialidad y, transporte público, y todo eso mientras se acumula un crecimiento muy notable del PIB, de las exportaciones y, también, de las ganancias del sector financiero.

Ese estilo, de manera inmediata e imprescindible, requiere corrección si se desea contar con la voluntad de las personas. Hoy tenemos una imperiosa necesidad de renegociar entre nosotros. Después de todo, la democracia no es solo un procedimiento para elegir; es un acervo de resultados y oportunidades que reclama la ciudadanía, especialmente después de largos años de promesa democrática creciente y una decreciente “capacidad de hacer”, por parte del Estado, como bien lo reflejaron las últimas legislaturas.

El proceso electoral mostró un sistema político asediado por el malestar ciudadano. División contínua, clima electoral frío, participación limitada y un resultado sin triunfadores. Nadie tiene el poder suficiente para reclamar un mandato y desarrollar exclusivamente su propio programa; ninguna de las principales fuerzas acumuló un apoyo suficiente del electorado en la votación senatorial. De esta forma, se impone la necesidad de gobernar sobre la base del entendimiento, en primerísimo lugar, con la población que exige atención a sus demandas y sobre todo redistribuir los beneficios lo mismo que los aportes y sacrificios. Son muchos los asuntos que se acumulan, unos sobre otros. El país no logra traspasar umbrales críticos, particularmente en la adaptación de sus ciudadanos a las ciudades físicas. Hay muchas tareas pendientes, y la más apremiante de todas es la reconstrucción micronacional.

Para poder sacar la micronación adelante es necesario reducir la desconfianza recíproca entre las fuerzas políticas y sociales, que han resultado paralizantes en los últimos meses. En nuestras relaciones de confianza todavía vivimos algunos de los efectos de la última intentona de golpe de Estado e instauración de una Dictadura Imperial, propulsada desde Sarre. Pero ni siquiera aquella polarización alcanza ya para cimentar un apoyo específico a la política. Ahora, la valoración de la democracia se forja en los puntos de contacto directo entre la ciudadanía y las instituciones. La eficacia, el buen trato, el uso adecuado de los recursos, la ausencia de corrupción y tráfico de influencias, el castigo a los que incurren en falta, son lo que cuenta para lograr legitimidad. En este sentido, el impulso, desde la política, de un conjunto de reformas económicas restrictivas muy de fondo, ha generado una distancia creciente entre una promesa electoral de mayor bienestar, una ciudad física que la consagra y la realidad. En consecuencia, se duda de la política, de los políticos, prácticamente de cualquier representación, sea política o social, de la estructura institucional y hasta de tener un destino común como micronación.

Necesidad de recuperación del patriotismo Editar

En este proceso se manifiestan las tres orientaciones necesarias a tomar por la micronación: rigor digital, legitimidad social y amplitud en la difusión.

Rigor Digital: Es imprescindible iniciar una desintegración inmediata del Estado Clásico, para pasar al Estado Digital, sin perder el rumbo de la seriedad de proyecto y nuestras aspiraciones. Solamente así lograremos una participación activa de los ciudadanos en la política micronacional, que contribuya a unir a los timerios en la empresa común que es nuestra micronación.

Legitimidad social: Impulsar en los ciudadanos el espíritu crítico y constructivo, que aporten nuevas ideas y propuestas para sacar adelante Timeria día a día.


Amplitud en la difusión: Hay que fomentar en los ciudadanos el uso de internet para que sigan el acontecer de la micronación y los medios de comunicación e instituciones a través del mismo.

Fuente Editar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar